Cómo hacer ñoquis caseros

Cómo hacer ñoquis caseros. Receta tradicional italiana

La pasta es bienvenida a cualquier mesa, en todas sus presentaciones. Y es que la comida italiana tiene un sabor característico que ha transcendido fronteras. Un buen ejemplo de ello son los ñoquis caseros. 

Esta preparación es sencilla, cuyo ingrediente principal es la patata. Solo necesitarás una lista básica con productos que solemos tener en casa. Obtendrás unas pequeñas raciones que combinan el puré con la harina, similar a una especie de pasta italiana. 

La versatilidad reina en esta receta, y es que puedes hacerlos con zanahoria, calabaza, espinaca… o cualquier otro ingrediente de tu gusto. Son perfectos para degustar con una exquisita salsa y espolvorear un poco de queso.

Lista de ingredientes

Cómo hacer ñoquis caseros
  • Patatas: 1 kilo
  • Huevo: 01
  • Harina: 150 gramos
  • Punto de sal.

Cómo hacer ñoquis caseros

  • Lava muy bien las patatas con agua fría.
  • Seca y pela las patatas.
  • Pon a fuego alto una olla con agua (suficiente para que las cubra todas).
  • Pincha con un tenedor para saber si están listas. 
  • Escurre las patatas y procede a triturar.
  • Te será más fácil si usas el instrumento especial para ello, pero un tenedor también es válido.
  • Procura que quede sin grumos.
  • Es momento de preparar la masa. 
  • Tendrás que agregar la harina despacio. No lo hagas de prisa, ya que no obtendrás la masa perfecta. 
  • Mientras vas agregando, vas mezclando. 
  • Incorpora la sal y el huevo.
  • La idea es que la masa quede homogénea y suave, además de flexible.
  • Deja reposar unos diez minutos.
  • Una vez que tu masa esté lista, vas a darle forma a los ñoquis caseros.
  • Te será más fácil si divides la preparación en diferentes porciones.
  • Asegúrate de echar harina en tus manos para que no se peguen. 
  • También, distribuye un poco de harina sobre la superficie donde vas a trabajar. 
  • Estira la masa y corta en pequeñas porciones, puede ser de 1 o 2 centímetros. 
  • Usa el tenedor y pásalo ligeramente sobre la superficie de los ñoquis para que queden sus líneas características.
  • Ya que has repetido el proceso con cada uno, es momento de la cocción.
  • Pon los ñoquis en una olla con agua hirviendo, un poco de aceite y un punto de sal.
  • Es importante que añadas de a poco, máximo unos diez por tanda. La idea es que no se peguen.
  • Notarás que se van al fondo, pero luego llegarán a la superficie. Cuando suceda esto, es momento de retirarlos.
  • Ve reservando los ñoquis en un recipiente. 

Truco: observa la textura de la masa, si está muy pegajosa, puedes agregar un poco más de harina, pero procura no excederte. 

¡Hora de comer!

Estos ñoquis caseros son perfectos para acompañar con una buena salsa. Y para que todo quede perfecto, te damos unas recomendaciones adicionales::

  • Hay tablas especiales para hacer ñoquis, puedes tener una; o hacerlos en una superficie previamente enharinada. 
  • Hierve los ñoquis de inmediato, esto evitará que se humedezcan y se pongan duros. 
  • Si quieres refrigerarlos, hazlo antes de la cocción. 
  • Existen otras variaciones de ñoquis, que sustituyen la patata por otra verdura, como la zanahoria o la remolacha.
  • Trata de comprar patatas que sean de similar tamaño para que se cocinen por igual. 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: