Judías pintas con arroz

Judías pintas con arroz. Receta tradicional

Los platos de cuchara están en el top de las recetas. Son deliciosos, con sabor a hogar y muy fáciles de preparar. Y las judías pintas con arroz son unas de las preferidas, sobre todo cuando el frío llega.

Esta preparación no solo es deliciosa, también es muy nutritiva. Su sabor conquista a los más grandes y a los niños también. Además, son perfectas para guardar y acompañar al día siguiente con otro plato fuerte.

Estos sabores siempre predominan en la cocina. Te daremos algunos trucos para que tus judías queden con el nivel de caldo perfecto, ni muy líquido, ni muy espeso, y con un sabor para repetir. ¡Toma nota!

Ingredientes para preparar las judías pintas con arroz

Judías pintas con arroz
Las judías pintas con arroz son el plato preferido en los días fríos.
  • Judías pintas: 500 gramos
  • Arroz: 100 gramos
  • Ajo: 2 dientes
  • Pimentón: 1
  • Cebolla: 1 mediana
  • Laurel: 1 hoja
  • Sal y aceite de oliva
  • Jamón picado: 100 gramos
  • Un ramito de cilantro.

Pasos para hacer las judías pintas con arroz

El secreto para que las judías pintas estén bien suaves e hidratadas es dejarlas reposadas el día anterior a la preparación. Así que, en la noche, deja que remojen en una olla. 

Llegado el día para preparar esta delicia, sigue los pasos para hacer unas exquisitas judías pintas con arroz:

  • Toma la olla con las judías, y pon a cocinar a un fuego alto.
  • Sofríe en una sartén la cebolla picada, el pimentón, el ajo y el laurel.
  • Incorpora el sofrito en la olla con las judías pintas.
  • Revisa constantemente el nivel del agua para evitar que se sequen.
  • Es el turno de agregar el jamón picado. 
  • Agrega sal y pimienta, de acuerdo a tu gusto.
  • Al comenzar la ebullición, baja el fuego.
  • Espera dos horas que se cocinen muy bien.
  • Agrega el arroz.
  • Aguarda unos 15 minutos.
  • Una vez que estén listas, apaga y agrega un poco de cilantro.

Truco: para obtener un caldo delicioso, y más o menos espeso, reserva un poco de judías y líquido. Agrégalas a la batidora de mano y une la mezcla con la olla.

La idea es que las judías queden tiernas y jugosas, pero no espesas en exceso. Así que puedes añadir más agua si está muy espesa; o si notas que tiene mucho caldo, retirar un poco.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: